Influencers: ¿Qué son y cómo funcionan?

Los canales despersonalizados y masivos de distribución de mensajes de Marketing giran sin remedio a la individualización de mensajes. A caballo entre un modelo obsoleto y el, posible, futuro, está el influencer. Pero, cuidado, no es oro todo lo que tiene millones de seguidores.
Alejandro Asúnsolo. @webcontentmk

“A brand is no longer what we tell the consumer it is–it is what consumers tell each other it is.”

Scott Cook,  founder and CEO of Intuit

Está claro que cada vez son más los que aprenden que mensajes masivos en canales globalizados tienen un ratio de efectividad mucho más reducido que el de los canales personalizados hacia un individuo concreto. Es una matriz sencilla que ya poco cuesta entender. Otra cosa es que se ponga en práctica con más o menos resolución e inteligencia. Si se hace mal, es mejor seguir disparando cañonazos que a alguien le das, que balas de francotirador al sujeto equivocado. (Me disculpen la imagen bélica)

bdmi

BDMI Graph On Influencers

En el marco de vamos a intentar mantener efectividad en públicos masivos, pero desde un punto de partida donde el destinatario se sienta identificado, surgieron los llamados influencers, que son los líderes de opinión de toda la vida pero con cuenta de Twitter.

Es importante aclarar desde un principio que no debemos confundir al influencer con el famoso. El famoso es alguien con su propia imagen de marca, su discurso y su identificación, mientras que el influencer es alguien, muchas veces desconocido en los medios tradicionales que se ha ganado a sus seguidores por la calidad, el conocimiento y la transparencia de sus opiniones.

la mejor forma de ganarse a un influencer, ya veis, es hacer las cosas bien, es decir, cumplir las promesas y expectativas de nuestra comunicación. Si vendemos productos, vendemos bien y buenos productos, si aportamos información, es buena información

Un influencer normalmente no sucumbe, no debería, a las marcas, aunque poderoso caballero es don dinero, algunas veces caen en la tentación de dirigir su opinión por un puñado de dólares. Lo bueno de la cultura de internet es que no suele perdonar a quien se presenta como algo que no es, y rápidamente son detectados y llevados al olvido de forma instantánea.

A-Framework-for-Influencer-Marketing

http://betabait.com/a-framework-for-influencer-marketing/

Por eso, la mejor forma de ganarse a un influencer, ya veis, es hacer las cosas bien, es decir, cumplir las promesas y expectativas de nuestra comunicación. Si vendemos productos, vendemos bien y buenos productos, si aportamos información, es buena información. Si cometemos errores, los reconocemos y los reparamos. Con esto tenemos ganada la escucha. Ahora hay que conseguir que hablen de nosotros. Y no, no se trata aquí del famoso que hablen aunque sea mal. Aquí se trata de conseguir que cualquiera de los que nos siguen, y en el caso de un influencer más, vea en nosotros una colaboración desinteresada inicialmente, para que se nos devuelva del mismo modo.

“Start by identifying 10 to 20 of the key influencers in your space and follow them on Twitter. Start the relationship by contributing to their conversations on Twitter, commenting on their own blog posts and sharing their content yourself.

Then, and only then, should you think about approaching them with a low-pressure email about your content.”

Tom WhatleyFive important channels for effective content distribution

Naturalmente el influencer está en el entorno social, por lo que hemos de implicar a nuestros equipos de Social Media en la tarea de trabajar este camino, que ya os digo no debe ser el único ni en el que pongamos todas las esperanzas. Un error común es dejar en manos de agencias de publicidad el cometido de alcanzar notoriedad gracias a influencers que van a derivar seguidores a unas redes sociales más que decepcionantes. Por que el papel que juegan estos líderes de opinión modernos no es otro que el de tomar nuestro mensaje, nuestro concepto y transmitirlo al entorno social que les “pertenece” más y mejor que, las más veces, a nosotros.

Como ya he dicho, llegar a ellos es hacer las cosas bien. Y además hacerlas en un lenguaje y entorno adecuados a ellos. Por lo que

  • Facilita la colaboración más que proponer mensajes verticales
  • Habla siempre de personas, de gente, nunca de consumidores y clientes
  • Ofrece soluciones a necesidades y problemas reales, nada como la identificación como para que el mensaje llegue al destinatario
  • No engañes, no hagas como que quieres decir algo. Aquí no valen las nubes.
  • Ofrece respuestas a preguntas de actualidad, utiliza las noticias, los TT, lo que está pasando, la fugacidad de un tuit, de un post, no va a dejar que un influencer pierda la oportunidad de poder aportar algo a lo que se está comentando en la red.

Un buen artículo de Forbes, nos ofrece cinco consejos que te traduzco aquí para conseguir mejores resultados de los influencers:

  1. Tenéis que estar alineados en lo esencial.
  2. Desarrolla las relaciones. Es cuestión de tiempo y trabajo constante.
  3. Tenéis que compartir los mismos objetivos con los seguidores (innovación, sorpresa, conocimiento, soluciones)
  4. Hablar con el mismo lenguaje
  5. Querer, en el fondo, las mismas cosas.

Puedes leer el artículo completo aquí: Influencer Marketing In The Social Web (3 Keys And 5 Ways To Win)

Anuncios

El workflow en tu estrategia de marketing de contenidos: la clave del éxito

La producción en volumen considerable de contenidos requiere, además de los perfiles indicados y profesionalizados, otras herramientas tales como un buen software de seguimiento y medición, objetivos claros y, como paso a contaros, workflows o flujos de trabajo en la que todos participen como una maquinaria bien engrasada.
Alejandro Asúnsolo. @webcontentmk

editorialworkflow05

En el anterior artículo ya comentábamos la necesidad de la figura del Editor como pieza clave para la correcta gestión de contenidos en cantidad y calidad, pero de poco te sirve rodearte de los mejores editores si estos no cuentan con flujos de trabajo (hablaremos de los procesos y las herramientas en otra ocasión) definidos y claros con los que coordinar el ciclo de vida de un contenido. Puedes leer el artículo al que nos referimos: Newsroom: la serie que nos dice cómo se hace bien el Marketing de Contenidos

Lo primero que te proponemos es que diferencies en la medida de lo posible el flujo de trabajo de la generación, edición y producción del contenido del que propiamente van a tener los contenidos generados. Me explico: una cosa es el flujo que vas a mantener con los distintos recursos, donde lo que te tiene que preocupar es que todos tengan el trabajo que le corresponde y respondan a un calendario de edición, y otra es que ese contenido generado pueda estar en proceso de edición, que haya quedado obsoleto, que esté pendiente de revisión.

Es muy importante que si tienes un contenido en distintos canales, el workflow te permita saber el estado en cada uno de ellos, y la herramienta te permitirá que se cambien de forma simultánea. Ambas cosas van de la mano.

Aquí, por supuesto, cada uno debe trabajar con su equipo de la forma más cómoda, y en muchas ocasiones acabará por existir un workflow donde se introduzcan todas las variables.

Genera una cultura de calendario y de propuesta de ideas rica, con un modelo similar al de una redacción de noticias, de forma que aproveches al máximo las ideas que vayan surgiendo, sepas “congelar” lo que no interesa de momento, o rechazar lo que no entra en el objetivo de tu gestión de contenidos.

Nada peor que ver un artículo de Navidad en enero, leer normativas que ya no están en vigor, hablar de productos que ya no vendes, o que todos tus artículos sean tratados con el mismo ciclo de vida sin contar los objetivos conseguidos.

Para ello considera:

  • Decisión– Primer paso donde decides qué va a producirse, qué no, y en qué forma repartes la generación de esos contenidos. Para ello no dejes de hacerte las siguientes preguntas sencillas:
    1. ¿Responde a los objetivos globales de mi negocio?
    2. ¿Forma parte del calendario editorial propuesto?
    3. ¿Tengo los medios necesarios para generarlo en tiempo y forma?
    4. ¿En cuántos canales podré utilizarlo?
    5. ¿Existe ya o podemos reciclarlo de otros?
    6. ¿Va a compensar la inversión en el contenido con lo que estimamos va a producir?
    7. ¿Es fácil o difícil de “curar”? (Te explicamos qué es la “curación” de contenidos, aunque no nos guste la palabra)

Ejemplo de workflow de editores

editorialworkflow04

 

  • Producción, puesta en marcha y reparto.- Una vez tengas claro la validez del contenido, es momento de colocarle la etiqueta de flujo de gestión necesaria:
    • Para producir inmediatamente
    • Para co-producir con terceros
    • Para reeditar con un contenido ya existente
    • Para dejar en la nevera a la espera del momento ideal
    • Para despiezar en distintos contenidos a futuro
    • Pendiente de requisitos por cerrar.
  • Validación.- Este flujo suele ser el más conocido y utilizado, incluido además en todas las herramientas de CMS por necesidad. Dependerá del tipo de contenido que generes así como del ciclo de vida del que hablaré abajo. Normalmente tendrás:
    • Inicializado
    • En progreso
    • Validado
    • Rechazado
    • Por validar
    • Prepublicado
    • Publicado
    • Actualizado

Ejemplo de mix de workflow

editorialworkflow03Ciclo de vida del artículo.

Es aquí, y casi en paralelo como decíamos, donde tienes que preparar los flujos que respondan a la propia actividad del contenido, hay ejemplos sencillos y básicos, respóndete a éstas preguntas.

  • ¿Es un contenido estacional o de campaña? Vigila las fechas de publicación y no los mantengas visibles después
  • ¿Es un contenido único o puede ser parte de otro? (De un futuro reportaje, de un especial, de un listado…)
  • ¿Es transversal a otras áreas? ¿Puede considerarse como relacionado de muchos otros? Nivel de reutilización.
  • ¿En qué soportes va a ir? ¿Cómo se relacionan esos soportes entre sí? Es muy importante que si tienes un contenido en distintos canales, el workflow te permita saber el estado en cada uno de ellos, y la herramienta te permitirá que se cambien de forma simultánea. Ambas cosas van de la mano.
  • ¿Cómo vas a medir su éxito? Asocia los workflows a tus KPIs y verás cómo casi de forma mágica optmizas los contenidos
  • ¿Cómo y en qué medida vas a dejar al usuario, lector o cliente, la vida del artículo. Es decir, tienes la valentía o posibilidad de despublicar porque a los clientes no les gusta o no les parece de calidad. Piensa en cómo vas a dejar que los valoren y luego decide si le asocias un estado. (ejemplo: si el artículo en dos meses solo tiene una de cinco estrellas de los clientes pasa al congelador para ser mejorado o eliminado)

Ejemplo de ciclo de vida al artículo.
editorialworkflow02

En este caso, podríamos hablar de los siguientes estados:

  • Publicado /publicado en
  • Congelado
  • Automatizado (en función de KPIs / valoraciones)
  • Estacional
  • VIP o exclusivo
  • Personalizado (para una navegación por comportamiento o por perfiles logados.
  • Relacionado con /relacionado en (es importante también tener un buen CMS que automatice esta información.
  • Eliminado (quizá sería bueno tener un tag del porqué fueron eliminados en pos de futuras correcciones desde el origen.

Cada responsable de Marketing de Contenidos tiene su forma de trabajar y estructurarse, pero dudo que se pueda hacer sin un workflow bien definido que de no existir acabará generando caos, confusión y muchas molestias a nuestros lectores. Nada peor que ver un artículo de Navidad en enero, leer normativas que ya no están en vigor, hablar de productos que ya no vendes, o que todos tus artículos sean tratados con el mismo ciclo de vida sin contar los objetivos conseguidos.

Newsroom: la serie que nos dice cómo se hace bien el Marketing de Contenidos

Ya tienes claro que es importante generar contenidos para posicionarte en el complicado mundo omnicanal, y tienes claro que es algo que no lo vas a poder hacer solo. Si lo que quieres es volumen, contrata y utiliza redactores. Si lo que quieres es calidad, no lo dudes: necesitas un editor.
Alejandro Asúnsolo. @webcontentmk

Vuelta a la sala de noticias o Newsroom. No es porque yo lo diga o porque series como la genial creación del no menos genial Aaron Sorkin lo pongan de moda. Es porque es la realidad que se impone. Recuerda los tiempos en los que se empezaba a hablar de las redes sociales y terminamos todos por entender lo que era y necesitaba ser un Community Manager. Ahora nadie discute su necesidad, y lo que hacemos en ampliar y expandir sus funciones.

the-newsroom-hbo-tv-show

Las grandes y no tan grandes empresas están acelerando su producción de contenidos, pero en muchos casos con gran desconcierto y asincronía, poca planificación y lo que es preocupante, poco conocimiento.

Es el Editor en casi todos los casos quien conoce a qué lugar pertenece lo que se genera y conoce las necesidades de cada una de las categorías de tu oficio empresarial. No solo es dar coherencia, sino volumen y proporcionalidad con las distintas ramas del negocio (atención al cliente, productos, servicios…)

Ninguna empresa que no se dedique a ello tiene por qué conocer ni conoce el oficio de la redacción, la edición, la composición y, en general, la generación de contenidos. Por ello se comete el error que ya se cometió con los Community, dejarlo en manos de perfiles bajos, es decir, baratos, haciendo una apuesta insuficiente que, a la larga, solo retrasa la obtención de resultados. No hablaremos aquí de la opción de externalizar o no los recursos, de eso ya hablamos algo en el artículo ¿Se pueden externalizar los contenidos?

De lo que se trata es de saber establecer un arquitectura de funcionamiento donde puedas combinar la generación voluminosa de contenidos con la calidad que necesitas, el estilo que pretendes mostrar y, claro, una imagen de marca definida y fácilmente respirable por tus lectores y usuarios.

 Tu imagen de marca, tu comunicación, y en definitiva gran parte de tu estrategia de contenidos va a depender de esa figura que, por supuesto en función del volumen de tu compañía puede no ser solamente uno.

¿Y para qué sirve un editor?

El editor debe centralizar y coordinar las labores de producción de contenidos independientemente de su origen y formato. Servir de guía y comprar o no propuestas. De nuevo me remito a la serie, donde vemos cómo hay una mesa de redacción donde los periodistas proponen temas para que el editor decida cuáles se trabajan, cómo, el enfoque y les da el espacio que merecen.

En resumen, sus funciones principales:

  • Elabora un calendario de generación y producción de contenidos coherente con tu modelo de negocio, las necesidades de tus lectores y clientes y se encarga de hacerlo cumplir.
  • Elabora y compone la guía de estilo de la producción de contenidos, asegurando así la coherencia de todos los componentes y formatos, decidiendo en su caso en cuál de ellos es mejor contar la historia.
  • Coordina a los generadores de contenidos, externos o no, repartiendo y decidiendo cuántos, cuáles y quiénes han de generarlos.
  • Establece las pautas a seguir en lo referente a la curación de esos contenidos, quizá ya en coordinación con los responsables de comunicación. Puedes leer sobre la curación de contenidos en: Te explicamos qué es la “curación” de contenidos, aunque no nos guste la palabra
  • Establece y trabaja con la estrategia de Social Media de la empresa, si es pequeña seguramente formará parte de su equipo de trabajo, si no, no lo dudes, deben ir de la mano. Es otro de los grandes errores de las empresas de hoy, generación y edición de contenidos por un lado que luego el equipo de Social Media utiliza en su estrategia, no es nada recomendable.
  • Analiza y conoce los resultados obtenidos así como los objetivos a conseguir. El editor es una figura que está, sobre todo, en el antes y el después de la generación de los contenidos. Examina y ofrece la ruta a seguir y coordina la llegada de los mismos.
  • Participa si no decide la arquitectura de medios y temáticas de distribución de esos contenidos. Es el Editor en casi todos los casos quien conoce a qué lugar pertenece lo que se genera y conoce las necesidades de cada una de las categorías de tu oficio empresarial. No solo es dar coherencia, sino volumen y proporcionalidad con las distintas ramas del negocio (atención al cliente, productos, servicios…)
  • Usa y coordina el contenido generado por el usuario (UGC) para establecer la estrategia del mix de contenidos de producción propia y producción de los usuarios
  • Controla los tiempos de publicación, de visibilidad, de actualización de los contenidos
  • Se encarga, o participa, de la generación de la biblioteca de recursos editoriales para aumentar la productividad y permitir un conocimiento global de lo que ya existe.

Podríamos seguir, pero ya podrás imaginar que por mi parte la recomendación de que tu editor sea alguien perteneciente a la plantilla se impone desde la casilla de salida. Tu imagen de marca, tu comunicación, y en definitiva gran parte de tu estrategia de contenidos va a depender de esa figura que, por supuesto en función del volumen de tu compañía puede no ser solamente uno.

Te recomiendo el artículo de The Essential Role in Every Brand Newsroom

Cómo hacer uso (y bueno) de imágenes de rostros en tu página web

Todos los estudios recomiendan el uso de imágenes en cualquier comunicación, ya sea para incrementar el CT, para conseguir fidelidad o para aumentar tu recorrido en Social Media. La cara, la persona, es el elemento clave si lo que quieres es acercarte a tus lectores, usuarios y clientes.
Alejandro Asúnsolo. @webcontentmk

Un excelente estudio que os recomiendo de 37signals , hizo AB testing con diferentes formas de presentar las páginas para incrementar distintos elementos, como la suscripción. Su inteligente punto de partida, borrar prejuicios e ir poco a poco analizando elementos, les llevó a interesantes conclusiones, una de ellas, la que nos trae aquí, es que el situar una cara aumentó un 102% la efectividad. Puedes leerlo aquí: Behind the scenes: A/B testing part 3: Finalé

testimagen

No es ninguna tontería, ¿verdad? pero fueron un poco más allá y se dieron cuenta de que también influía la persona que aparecía en el clic de los distintos formularios. Sí, es algo que puede parecer demasiado obvio, pero la clave está en saber sacar conclusiones sobre qué funcionaba mejor o peor.

90% of information transmitted to the brain is visual, and visuals are processed 60,000X faster in the brain than text. (Sources: 3M Corporation and Zabisco)

perfiles

En todo caso, las imágenes grandes de personas sonriendo funcionan mejor. ¿Básico u olvidado? Cada uno que saque sus conclusiones.

En un artículo antiguo pero no por ello cierto, el gran Jakob Nielsen nos recordaba que los lectores necesitan confiar en el autor del artículo, acercarse a él, cuestión bastante humana, algo que, sin duda, conseguiremos con el rostro del mismo.

It’s a simple matter of trust. Anonymous writings have less credence than something that’s signed. And, unless a person’s extraordinarily famous, it’s not enough to simply say that Joe Blogger writes the content. Readers want to know more about Joe. Does he have any credentials or experience in the field he’s commenting on?

Y nos recuerda también que un alto porcentaje de nuestro pensamiento se enfoca en recordar y reconocer caras. El artículo es:

A huge percentage of the human brain is dedicated to remembering and recognizing faces. For many, faces work better than names. I learned this lesson myself in 1987 when I included my photo in a HyperCard stack I authored that was widely disseminated on Mac-oriented BBSs. Over the next two years, countless people came up to me and said, “I liked your stack,” having recognized me from the photo

En otro artículo, nos muestra cómo funcionan bien las caras en las páginas de presentación de las empresas, aunque sean enormemente largas, los usuarios prefieren rostros reconocibles y reales que el texto, de hecho pasaron 10% más de tiempo viendo esas fotos que leyendo el texto, que sin embargo ocupa casi el 80% de la página.

people-photos-fixations

El artículo es Photos as Web Content, y hablaremos de él en otras ocasiones.

Y por último, algo importante, dirigir hacia la lectura con la imagen puede aumentar de forma espectacular los resultados de la lectura en nuestra página web. Fíjate en las dos imágenes que siguen al párrafo y descubre cómo cuando el niño mira el texto, el eyetracking es completamente diferente en términos de efectividad.

bebeA bebeB

No dejes de leer el artículo de James Breeze, you look where they look

El 21% de las empresas norteamericanas no mide su estrategia de Marketing de Contenidos

Imagen

Un año más, Content Marketing Institute publica su estudio de uso, seguimiento y presupuestos de las empresas norteamericanas con respecto a sus estrategias de Marketing de Contenidos, es de obligada lectura para todos los interesados.

Algunos datos de interés:

B2C_TacticUsage B2C_HaveStrategy B2C_TrackingROI

 Descárgatelo completo

 

Las marcas invierten 5 veces más en Facebook que en contenidos de calidad. Error.

Minientrada

Según un estudio, las empresas han invertido cinco veces más en publicitarse en Facebook que en generar contenido de calidad. Es una contradicción cuando todos los indicadores muestran que los usuarios y clientes compran productos en los que confían y la confianza les viene de los contenidos de calidad de sus marcas.

With Facebook making it harder for brands to be seen (even paid brands) and the fact that sound “Owned, Earned” strategies will lead readers to brand owned sites, companies that want to drive influence moving into 2014 are going to have to focus on their influencer outreach.

Dan Newman

¿Dónde, pues, deberías invertir más: en un post de Facebook o en un contenido con influencia social y de calidad sobre tu marca?

Alejandro Asúnsolo. @content_mk

Contenidos para los jóvenes o cómo hacerlo muy mal

Si tu marca se dirige a un público joven, seguramente lo estés haciendo todo, y más, para llegar a una audiencia complicada pero muy eficaz en términos de Social Media. Si tu marca se dirige a un público mucho más heterogéneo, puede cometer los errores que pueden suponer un auténtico desastre, la inexistencia de un futuro para tu compañía o el mayor de los ridículos.
Alejandro Asúnsolo. @contentmk_es

Es como cuando el tío mayor intenta hacerse cercano a sus sobrinos y les suelta una de esas antológicas frases desfasadas hasta el punto del ridículo. Los sobrinos, que quieren a su tío, le miran con extrañeza y le sonríen el intento. Los clientes no. Los clientes no son esos sobrinos, nos expulsarán inexorablemente al olvido, si no a la destrucción. Estás fuera.

No es tan fácil, ni la fidelidad de los jóvenes es la misma que la que aplican en sus estrategias de grandes cuentas, ni basta con hacerse con algo mediante la compra (herramientas, portales, apps) que aparentemente va a hacer que un target tan complicado y en un medio tan diferente al tuyo te adore.

Un reciente estudio de McAfee sobre el desconocimiento de los padres con respecto al uso de Internet de los jóvenes, desvelaba que “los padres de adolescentes son quienes menos saben cuántas horas pasan conectados sus hijos: 6 de cada 10 padres piensan que sus hijos se conectan de 1 a 4 horas al día, mientras que 6 de cada 10 hijos declaran conectarse 5 o más horas al día. ”

1) No te hagas el joven. Lo fuiste, pero fue hace mucho tiempo

Nada más lejos de lo que realmente pretendes. Si no lo eres, no lo eres, no lo intentes. Es por ello que si lo que pretendes es acometer una campaña de contenidos para un público joven, quizá lo primero que tengas que hacer es asumir que no lo eres y dejarlo en manos de quienes lo son. La brecha de conocimiento puede ser insalvable y dolorosa. Si consideras que lo que sabes y has aprendido en todos estos años no lo pueden aprender en tres meses de brief de campaña, no pienses ni te equivoques: tú tampoco lo vas a desaprender. Ya fuiste joven, pero tus años mozos están más que lejos de lo que son las nuevas generaciones.

Entonces, ¿hablamos como ellos? No, eso puede ser peor, intentando identificarte de una forma falsa. Insisto, no te va a salir. Dales el micrófono a personas de su edad, y piensa que posiblemente tienes mucho más que ganar que perder.

Un ejemplo de dejarlo en sus manos, y no es que me emocione particularmente, dado que es algo nada novedoso y más, creo, pompa que estrategia, es lo que hizo Levi’s con su antológico 501. Una prenda de 140 años que se alejaba cada vez más de un público joven, que quizá se vea poco representado por los pantalones que (también) llevan sus padres.

Solo 6 de cada 100 veces los jóvenes dedican algo de su tiempo en redes sociales para comentar anuncios o campañas.

Aplicaron el Social Media y los básicos: herramientas sencillas, campaña directa, dejar en manos de los clientes la comunicación, abrir las puertas y dejar la conversación en sus manos.

Si no eres joven, aún menos eres “superior” a los jóvenes; de hecho, tienes la batalla perdida de antemano, dado que todo lo que crees que puedes aportar en tus contenidos puede ser tomado precisamente como “todo lo que no voy a hacer ni entender”.

2) No irrumpas en sus espacios. No sabes comportarte

Como contraejemplo, y de este país, tenemos la intentona de Telefónica de entrar en el mundo joven comprando una red social para hacer/parecer joven. No es tan fácil, ni la fidelidad de los jóvenes es la misma que la que aplican en sus estrategias de grandes cuentas, ni basta con hacerse con algo mediante la compra (herramientas, portales, apps) que aparentemente va a hacer que un target tan complicado y en un medio tan diferente al tuyo te adore.

Porque tu negocio, tus valores, tu know-how, es el que es. Piensa en los años, las idas y venidas, los proyectos fallidos, todo lo que has pasado hasta llegar al punto en el que se encuentra tu empresa o negocio. No es fácil, la varita mágica te toca en muy contadas ocasiones. Pensar que acercarte o conseguir el favor de un target joven es cuestión de entrar sin demasiado conocimiento o estrategia en “sus” modelos de negocio o comportamiento es un error.

Un estudio sobre uso de Redes Sociales desvelaba que solo un 7% de los jóvenes encuestados no usaba ninguna red social, pero en solo un año (de 2012 a 2013) Tuenti ha pasado de ser la favorita a ser la segunda después de la intocable (aún) Facebook.

En un gran artículo de Adrián Segovia, se recuerda cómo la fidelidad y el paso de un modelo de negocio a otro no han resultado para Tuenti.

Adrián Segovia, "Las Redes Sociales se agotan en el PC"


Adrián Segovia, “Las Redes Sociales se agotan en el PC”

“Especulan las malas lenguas que su decadencia empieza con la compra de Telefónica. Esto es rotundamente falso. Sus problemas de adicción de usuarios venían de lejos. Antes incluso de ser vendida. Comentan que pidieron más de 200 millones por algo que no tenían claro que se podía mantener: el fervor de los adolescentes españoles. Ahora sabemos que este público se salta el paso que vivieron sus hemanos y se va directamente a Facebook”.

3) En “sus” espacios…, dedícate a hablar y no escuches. Te quedarás solo

El mundo ha cambiado, y lo sabes por los cambios que tu negocio ha tenido que incorporar. Sin solución de continuidad, has descubierto que pasamos de un mundo de comunicación vertical, de outbound marketing, a un mundo horizontal, de inbound marketing; de un mundo de fabricación y características técnicas a un mundo de conocimiento. Ni los canales, ni los medios, ni las formas son HOY las mismas. Imagina ahora lo lejos que estás de las de mañana. Para los jóvenes, seguramente, tu mañana es hoy, quizá ayer.

 Al consumidor joven no lo vale con la potencia de tu marca, ni mucho menos con que lleves desde 1878 fabricando, es más, lo mismo el que lleves más de cincuenta años en el mercado juega en contra.

Solo 6 de cada 100 veces los jóvenes dedican algo de su tiempo en redes sociales a comentar anuncios o campañas.

Los consumidores jóvenes quieren consejo de los suyos, demandan mucha más información, porque están en sí mismos mucho más informados, y no se dejan abrumar por mensajes obsoletos o de grandeza. Al consumidor joven no le vale con la potencia de tu marca, ni mucho menos con que lleves desde 1878 fabricando, es más, lo mismo el que lleves más de cincuenta años en el mercado juega en contra.

Quieren personalización frente a la masificación del siglo pasado, son, siempre lo fueron, inquietos y demandan el ya y el ahora, sus hábitos de comportamiento son digitales, son tus innovadores sin que seas consciente de ello.

En el estudio anteriormente mencionado se insiste en algo que no cambia en los últimos años: las principales actividades que se desarrollan en las redes sociales siguen siendo las mismas: enviar mensajes, chatear y revisar la actividad que hacen los contactos. Entonces, ¿por qué no piensas que es ESO lo que hacen en las redes, y dejas de creer que van a compartir enlaces de marca, campañas de comunicación o complicados estudios de uso del producto?

 Fuente: iabspain


Fuente: iabspain

Sigue, además, con todos tus esfuerzos e inversiones digitales en la usabilidad, navegabilidad y visibilidad de un PC. Puede que no te lean nunca, el 62% navegan con sus dispositivos móviles, y, probablemente, los momentos o espacios donde naveguen con un PC serán precisamente los momentos en los que no quieres aparecer ni que te relacionen: cuando están en el instituto, haciendo trabajos o en casa bajo la vigilancia parental. No van a dedicar mucho tiempo a ver tus costosos vídeos.

4) Empieza vendiendo, luego les gustarás. No te engañes: nunca les gustarás así

Uno de los grandes errores, y muy comunes, es empezar por el final, como en tantos casos de malentendidas estrategias de marketing. Los jóvenes siguen las marcas que les gustan, y, después de eso, siempre después de sentirse atraídos por ella, deciden seguir la marca para ver qué productos les ofrecen, ofertas y, sobre todo, qué les cuentan.

Hay que gustar y enamorar, y hay que ser consciente de que puede ser algo fugaz, de lo que debes aprovecharte, o algo en lo que has de trabajar a medio plazo, con paciencia.

Un estudio reciente de Millward Brown nos recuerda uno de los elementos en los que han de incidir las marcas para mantener la atención del consumidor; puede ser una pista:

Uno de los aspectos fundamentales para el éxito de las marcas es la perseverancia en una estrategia de contrastada relevancia para el consumidor. Sabemos que son tiempos retadores para esa perseverancia y que en estos momentos en cada una de las decisiones empresariales tenemos el riesgo de que prime el corto plazo. Muchas han sido las marcas y compañías que se han visto obligadas a reducir sus capitales humanos o inversiones en innovación, aun sabiendo que eso reduce su competitividad en el medio plazo y reduce la creación de valor.

 Fuente: Estudio BrandZ de Millward Brown – España 2012  Base de análisis: 155 marcas en 10 categorías de consumo


Fuente: Estudio BrandZ de Millward Brown – España 2012
Base de análisis: 155 marcas en 10 categorías de consumo

Otras han decidido dar un giro en sus estrategias de venta abandonando las propuestas de valor añadido y diferenciación que venían trabajando, para pasar a ofrecer sus productos a través de agresivas estrategias de precio. Esos giros en la estrategia y las inconsistencias percibidas por el consumidor son peligrosos para el mantenimiento de su confianza, que, como comentábamos, ya está en un frágil equilibrio en estos momentos.